3 sabores

El strudel de manzana de Luisa

El té de ruda

La sevenUp batida

3 ideas

Dios no existe. Ninguno de todos ellos. Dios es una invención del hombre para soportar el absurdo de la existencia y la desgarradora certeza de que todos vamos a morir. Las personas que amamos también mueren. Y pueden morir antes que nosotros.

El amor es una construcción. El amor es una necesidad desesperada. Amar para sentir que tiene algún sentido estar en este mundo. Elegir dos o tres cosas que parezcan encajar y construir encima lo que haga falta para dejar de sentirnos tan insoportablemente solos.

El ser humano es una isla. No es que sea egoísta. O malintencionado. Manipulador o interesado. Es su naturaleza. Solo podemos ver a través de nosotros mismos. Y sentir. Y desear. Y vivir. Y sufrir. Estamos solos. Y es desde esa soledad desde la que pretendemos que algo tiene algún sentido. Y es desde esa soledad y las necesidades asociadas que interactuamos con los demás y pretendemos disfrutar de algo, trabajar de algo, hacer algo, decir algo, y creer que tiene algún objetivo, alguna importancia, algún sentido. Pero no lo tiene.

3 sonidos

El canto de las cigarras

Los tacones de Virginia en el pasillo del fondo

La flauta del afilador

3 acciones

Con estas manos abracé a Sofía. Recién acababa de nacer. Con estas manos la puse en el pecho y no pude dejar de mirarla mamar. Todavía no había abierto los ojos.

Con estas manos escribí una carta que me costaría 5 años de silencio. Con la misma mano que la escribí la eché en el buzón. Si las cartas tuvieran títulos como los libros, esa se llamaría sincericidio.

Con estas manos firmé mi nacionalidad italiana, la que me permitió quedarme en España. Aunque después no supiera bien si quedarme había sido una suerte o no.

3 imágenes

El cuerpo pequeño y morado de Fran después de la cesárea. No esperaba verlo todavía. No me había dado cuenta de que iba a ser madre todavía. Hasta que lo vi.

Abuelo sentado en el antepecho de la ventana esperando a que nos levantáramos para saber si abuela había dormido en casa esa noche porque no estaba en su cama.

El coche destrozado del que papá había salido de milagro después de volcar tres veces en la carretera y terminar dentro del agua.

3 olores

El jazmín en flor de Labardén

La cera GloCot para suelo de madera

La costanera de Quilmes del Río de la Plata

3 lugares

El increíble y sobrecogedor espacio debajo de la cúpula de Santa Sofía en Estambul

El césped sobre la tierra sobre la tumba de mi abuela

Los escalones de la salida del Metro Sevilla en la calle Alcalá, donde respiré por primera vez el aire de Madrid

3 cosas que amo

A mis hijos

Leer, porque es una de las cosas que me hace sentir menos sola en el mundo. Fundamentalmente porque creo que los libros son más sinceros que las personas. Incluso las palabras de los escritores estoy convencida de que son mucho más sinceras que los escritores mismos; que sus vidas, sus actos y sus relaciones.

Creer, aunque sea por un instante, que existe algún tipo de sintonía con otro ser humano. Aunque sea fugaz, aunque esa certeza no dure más de un minuto.

3 cosas que temo

Que mis hijos mueran

No llegar a ser yo misma

No encontrar otra certeza que no sea la del sinsentido absoluto y la irremediable soledad

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.