Monthly Archives: mayo 2015

BIG Sede Gobierno Oslo

ESPACIOS DE PODER: ARQUITECTURA GUBERNAMENTAL

By | Arquitectura | No Comments

En vísperas de las elecciones municipales que se celebrarán mañana en España es un buen momento para reflexionar sobre los espacios ocupados por el poder; lo que evocan, lo que representan, lo que de ellos emana, y cómo llevan adheridas muchas reminiscencias del pasado que a estas alturas solo podríamos llamar alegorías.

Cuando pensamos en la arquitectura gubernamental hay una imagen mental asociada que nos remite inevitablemente a la Antigua Grecia. Durante años los espacios del poder han buscado referentes formales y estilísticos en el pasado y han repetido las columnatas y los frontis como si no fueran capaces de hacer referencia a la democracia si no es a través de los mismos lenguajes, elementos y configuraciones en los que surgió esta forma de gobierno.

El espacio de poder en el tiempo ha sido muy consecuente con el paradigma que representaba, la ideología en que estaba engendrado y la estructura jerárquica de la que emanaba. Las monumentales construcciones del mundo antiguo siguen en pie y dan muestra del poder divinizado, absoluto e irrefutable del que surgieron. Cuando Grecia sentó las bases de la actual democracia, aunque no tuviera nada de igualitaria ni universal, ampliaba increíblemente el rango de ciudadanos que tenían poder de decisión y acceso a una cierta representación y soberanía. ¿Por qué entonces seguir replicando modelos clásicos para albergar una estructura gubernamental que ya nada tiene que ver con la ateniense?

Aunque es cierto que la arquitectura siempre ha ido con retraso para representar su tiempo, y mientras el diseño y las ingenierías aeronáutica, industrial, electrónica, informática, la tecnología y las comunicaciones aceleraban su desarrollo, la arquitectura llevaba siempre un lastre de simbolismo, una inercia de significado, una huella de identidad que dificultaba la tarea de reinventar el espacio y la forma – y en algunas tipologías más que en otras – también es cierto que se puede innovar, se puede redefinir y reinventar el lenguaje arquitectónico.

A continuación cuatro ejemplos de edificios pensados para sedes de gobiernos democráticos que no solo superan la columnata jónica y el inútil triglifo decorativo que ya hace 2.500 años no hacía más que emular algo que no era: una antigua viga de madera que no hacía falta ni estaba más allí pero se esculpía en piedra para no perder la costumbre y el ritmo, sino que demuestran que la arquitectura gubernamental se puede expresar a través de un lenguaje contemporáneo.

BIG Bjarke Ingels Group

Concurso de Ideas para la Nueva Sede del Gobierno de Oslo

La propuesta de BIG conjuga un gran parque público abierto a la comunidad, la demolición del antiguo edificio en forma de Y para devolver ese espacio a la ciudad, una multiplicidad de funciones recreativas, culturales y de ocio en el nuevo pulmón verde y cuatro torres de oficinas inspiradas en las  montañas noruegas que se integran en el perfil urbano con transparencia y dinamismo, como un panóptico invertido, no representan hitos desde los que vigilar o expresar grandilocuencia, sino desde los que trabajar a la vista de todos.

BIG-0 BIG-1

SAMOO

Complejo Gubernamental en Corea del Sur

La implantación de este complejo favorece la participación ciudadana, genera un nuevo espacio para la comunidad con áreas de servicios y actividades culturales en un basamento que aprovecha y multiplica la superficie de uso público. Los bloques de oficinas se erigen con un lenguaje ordenado, sólido y estable, y a la vez actual, permeable y transparente.

SAMOO-01 SAMOO-02

ROCCO Design Architects

Oficinas del Gobierno de Hong Kong

Esta propuesta, materializada en 2011, tiene una gran carga simbólica. Las funciones ejecutiva, legislativa y administrativa mantienen una independencia morfológica y funcional a la vez de conforman entre ellas un gran pórtico, una puerta siempre abierta a la ciudadanía. Dialogan a través del parque cívico sobre el que se implantan que es de uso público y ofrece un espacio verde que conecta la ciudad y la costa. Los arquitectos se basaron en 4 conceptos que les pareció importante representar: apertura, comunicación, naturaleza y sostenibilidad.

rocco01 rocco02

FOSTER & Partners

Reapertura del Reichstag de Berlín

El Reichstag de Berlín es ya un icono de la ciudad y la intervención representa la transformación democrática en múltiples aspectos. La fuerte presencia del edificio neoclásico original y las huellas de la guerra y la destrucción no podían ser borradas ni olvidadas. El pasado está allí, presente y superado. De la antigua coraza que permanece en silencio y se instala como museo de la historia, emerge el corazón de una nueva Alemania. La enorme cúpula representa el renacer de una nación de espíritu fuerte y transparente. Tanto gobernantes como ciudadanos acceden al edificio por el mismo espacio. La nueva cúpula es abierta y accesible y permite al público observar el funcionamiento del edificio y situarse simbólicamente por encima de sus representantes.

foster01 foster02

Frei Otto

FREI OTTO, PREMIO PRITZKER 2015

By | Arquitectura | No Comments

En la tarde de hoy, 15 de mayo de 2015, se celebrará la ceremonia de entrega del Premio Pritzker en el New World Center de Miami. Será la primera vez que el ganador no pueda asistir al tratarse del recientemente fallecido arquitecto alemán Frei Otto.

Su arquitectura y su manera de abordar la búsqueda de soluciones formales, espaciales y estructurales han inspirado a los grandes arquitectos de nuestro tiempo y no han dejado de ser un referente respetado y valorado por sus contemporáneos y las generaciones posteriores. Su obra logra conjugar con maestría sostenibilidad e innovación, términos a los que estamos muy acostumbrados en estos días, pero que Frei Otto dominaba ya a principios de los años 70. Su arquitectura es de una gran originalidad, tanto en elección de materiales, diseño estructural y espacialidad; se basa en la economía de recursos, la experimentación, la observación de la naturaleza y un gran dominio de la técnica, ofreciendo resultados de una potente capacidad expresiva.

Frei Otto ha sido el pionero de la arquitectura textil, de las grandes estructuras livianas y tensadas y de los espacios desmontables. Piloto de guerra y prisionero del ejército francés durante la Segunda Guerra, esta experiencia marcaría su vida y su manera de pensar y hacer. Apenas comenzada la carrera de arquitectura debió interrumpirla para servir al Tercer Reich. Durante dos años fue el arquitecto del campo de prisioneros de Chartres. Allí aprendió a resolver grandes problemas con los mínimos recursos, y comenzó a experimentar con las estructuras livianas en el diseño y construcción de refugios. Una vez finalizada la guerra tuvo la oportunidad de concluir sus estudios en Estados Unidos, en la Universidad de Virginia, y exponerse a la obra y pensamiento de los grandes arquitectos de la época: Frank Lloyd Wright, Eero Saarinen, Richard Neutra y Mies Van Der Rohe. De cada uno de ellos aprendió algo que definiría su obra y su carrera: a observar la naturaleza, a explorar la belleza de las estructuras, a desarrollar una arquitectura pensada para todos y no al servicio del totalitarismo, a conseguir más con menos.

Sus obras expresan la monumentalidad que puede tener lo efímero, lo liviano, lo etéreo, oponiéndose a la contundente arquitectura propagandística, grandilocuente y fascista del régimen al que estuvo sometido. Sus diseños exhalan una levedad casi imposible, como una manera de afirmar que la realidad puede transformarse y que con los mínimos recursos, una gran rigurosidad técnica y una observación minuciosa de las estructuras presentes en la naturaleza, se puede dar solución a grandes cuestiones.

Entre sus obras más destacadas, el hito fundamental de su carrera, sin duda, es la cubierta del Parque Olímpico de Múnich para los juegos de 1972. También destacan el Aviario del Zoo de Hellabrunn en Múnich, la cubierta del espacio polifuncional Multihalle de Mannheim, el conjunto de baldaquinos desmontables para la gira de 1977 de Pink Floyd por los Estados Unidos, las instalaciones para el Club Diplomático de Riyadh en Arabia Saudita y el pabellón de Japón para la Expo Hannover 2000.

Cubierta Parque Olímpico – Múnich (1972)

olimpic

Cubierta espacio polifuncional Multihalle – Mannheim (1975)

multihalle

Baldaquinos desmontables Pink Floyd – Estados Unidos (1977)

pinkfloyd

Aviario Zoo Hellabrunn – Múnich (1979)

zoo

Club Diplomático – Riyadh (1980)

diplomatic-club

Pabellón de Japón – Hannover (2000)

Hannover_Expo2000

 

Rafael Moneo

RAFAEL MONEO, UN RACIONALISMO CONTEXTUAL

By | Arquitectura | No Comments

José Rafael Moneo Vallés, arquitecto navarro nacido en 1937, recibía en el Getty Center de Los Ángeles hace ya 19 años el Premio Pritzker de Arquitectura, y se convertía en el primer y único español en conseguir el galardón.

Su arquitectura tiene una inigualable marca personal y habla un lenguaje propio e inconfundible. Si analizamos la expresión arquitectónica como si nos refiriéramos a una lengua hablada, creo que la lengua que hablan las obras de Moneo tiene influencias varias: una gran base léxica de lengua antigua, una estructura gramatical propia de una lengua moderna, una dosis importante de dialecto local y la incorporación comedida y enriquecedora de un puñado de neologismos que le imprimen la huella del presente.

Estas características, llevadas a términos arquitectónicos, se entretejen con naturalidad y coherencia. Las obras de Moneo se nutren del racionalismo y la pureza formal de la modernidad, pero recuperan la conciencia del pasado y del contexto, condicionantes que el Movimiento Moderno había rechazado en su afán funcionalista y pragmático. En este sentido es en el que se puede hablar de un racionalismo contextual en su trabajo y está patente en la manera en que él escucha lo que la geografía, el entorno y la historia tienen para decir al proyecto, y lo transforman en algo completamente único. En Moneo, escuchar no significa callar. Entender la geografía no significa mimetizarse. Respetar el pasado no significa copiar historicismos.

¿En dónde vemos las huellas de la historia? Sus obras tienen esa presencia rotunda, esa quietud casi clásica, una escala monumental y un ritmo que recuerda al concinnitas renacentista. Hay una armonía matemática en ellas que produce un perfecto equilibrio. La luz y la proporción entre llenos y vacíos también nos recuerdan el mundo antiguo. La modernidad, por su parte, está impresa en el purismo, la volumetría y la expresión sin ornamento, la elección de los materiales siempre nobles, la desnudez de las texturas, la franqueza de las superficies, la claridad en la delimitación espacial. Pero la herencia moderna en Moneo ha evolucionado; cada obra ha sabido echar raíces en su lugar y nutrirse de su tiempo. Su legado nos ha enseñado una manera nueva de conjugar los elementos más significativos de la historia de la arquitectura, erigiendo una obra única que tiene la fuerza y la maestría de ser clásica, moderna y contemporánea a la vez.

“Doy gracias a la arquitectura porque me ha permitido ver el mundo a través de sus ojos” Rafael Moneo

Fundación Pilar y Joan Miró en Palma de Mallorca (1992)

miro1 miro2

El edificio de la Fundación construye un refugio para la obra de Miró. El entorno inmediato del emplazamiento del taller original anexo fue cediendo a la especulación y se dejó invadir por construcciones sin ningún carácter ni respeto por el contexto. Las vistas originales del horizonte y el mar se transformaron en imposibles y nostálgicas, y es en esta realidad en la que el proyecto coge fuerzas para generar un espacio de recogimiento, un contenedor capaz de recrear la paz y la belleza original mediterráneas, condiciones necesarias para disfrutar plenamente de la obra del artista.

Ayuntamiento de Murcia (1998)

aytoMurcia murcia1

La Casa Consistorial o Ayuntamiento de Murcia se erige en la Plaza del Cardenal Belluga, corazón del casco antiguo de la ciudad y emplazamiento de la Catedral de Santa María y el Palacio Episcopal. La propia plaza y sus monumentos dictan las líneas principales de la composición. El edificio completa la trama urbana con una versión racional y purista de la fachada renacentista italiana. El muro frontal que completa las fachadas de la plaza actúa a modo de pantalla, desde fuera, como una pieza escultórica que dialoga en su textura, color y juego de llenos y vacíos con el contexto histórico dejando su impronta contemporánea y, desde dentro, como un marco que encuadra y destaca las maravillosas vistas de los monumentos anexos.

Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal en San Sebastián (1999)

kursaal1 kursaal2

El Kursaal como tipología edilicia debe su denominación y programa funcional al edificio de usos múltiples o casino decimonónico europeo. Siguiendo la tradición, el emplazamiento había albergado un palacio destinado como casa de juego desde 1921 hasta su derribo en 1973. La reconstrucción del Kursaal en un sitio tan privilegiado y emblemático de la ciudad, con las inigualables vistas desde la bahía vizcaína hacia el Cantábrico, se encargó a Moneo porque su propuesta, entre las presentadas por Mario Botta, Norman Foster, Arata Isozaki, Juan Navarro Baldeweg y Luis Peña Ganchegui, tenía la rotundidad y fuerza expresiva que mejor representaba el carácter de la ciudad. Con palabras del propio arquitecto, el Kursaal coloca “dos rocas varadas” mirando al mar y regala un nuevo emblema a la ciudad de San Sebastián.

Iglesia de Iesu en Guipúzcoa (2011)

iesu1 iesu2

Este edificio reinterpreta todos los elementos del espacio sagrado cristiano y le devuelve sus valores más puros. Despojando las superficies de toda ornamentación, eligiendo volúmenes blancos y carpinterías de madera, el espacio queda configurado por la luz natural y el vacío contenido. Recordando la escala, simpleza y monumentalidad de un templo románico, Moneo recaracteriza la sacralidad del cristianismo volviendo a plantear con un lenguaje propio cada una de sus partes: la gran puerta de acceso, la planta en cruz y el eje hacia el altar, la entrada de luz natural, las propias vitrinas, el órgano y el campanario. Una cruz escultórica introduce un elemento de tensión rompiendo la simetría y capturando la fuga hacia el altar.